Jefe psicópata ¿Tienes uno?

Un jefe psicópata: Los trastornos de personalidad

Una parte importantísima de la psicología forense, que podría explicar qué es ser un jefe psicópata, es la que tiene que ver con la evaluación psicológica, y más específicamente la exploración que tiene que ver con los trastornos de personalidad. Estos trastornos son patrones permanentes de experiencia interna y comportamiento que se alejan de las expectativas establecidas en función de las convenciones culturales del sujeto. Son trastornos que comienzan en la adolescencia o la edad adulta temprana y presentan poca flexibilidad y mucha estabilidad en el tiempo. Hay diez trastornos de personalidad específicos:

  • Trastorno de la personalidad paranoide.
  • Trastorno de la personalidad esquizoide.
  • Trastorno de la personalidad esquizotípico.
  • Trastorno de la personalidad antisocial.
  • Trastorno de la personalidad límite.
  • Trastorno de la personalidad histriónica.
  • Trastorno de la personalidad narcisista.
  • Trastorno de la personalidad evitativa.
  • Trastorno de la personalidad dependiente.
  • Trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva.

El trastorno antisocial de la personalidad (psicopatía)

Dentro de estos diez tipos de trastornos, cuando pensamos en la psicopatía, nos referimos al trastorno de personalidad antisocial, y sobre él estableceremos el foco.

Este trastorno se caracteriza por la violación y el desprecio de los derechos de los demás. El engaño y la manipulación son características definitorias a su vez de los sujetos con trastorno antisocial, por lo que es muy complicado realizar una evaluación adecuada. Las violación de los derechos de las personas se pueden agrupar en 4 grandes grupos:

  • agresión a personas o animales
  • destrucción de la propiedad
  • fraudes o hurtos
  • violación grave de las normas establecidas.

Liderazgo psicopático (jefe psicópata)

Dentro del ámbito del estudio y evaluación de los trastornos de personalidad antisocial, hay investigadores que se han hecho preguntas muy interesantes como por ejemplo: ¿Otorgan los rasgos psicopáticos alguna ventaja en el mundo laboral? Pues bien, el psiquiatra Adolf Tobeña en su libro “Neurología de la maldad” (Plataforma editorial, 2017) nos habla de un estudio en el que se evalúa a más de 200 directivos de corporaciones de todo el mundo implicados en procesos de promoción a los que además de administrarles un de test de detección de psicopatía, se tuvo acceso a multitud de datos del historial de cada uno de los directivos y de su trayectoria dentro de las empresas (evaluaciones 360º, absentismo, salario, logros laborales, chequeos médicos, recomendaciones de superiores, etc..). Tras analizar los resultados, se obtuvo que dentro de la muestra de directivos, había un porcentaje mayor de personas con psicopatía que en la población normal, y que además aquellos que presentaban esa psicopatía ocupaban cargos de mayor responsabilidad con una frecuencia mayor que los no psicópatas. Eran descritos por sus superiores como poco leales y muy problemáticos para el trabajo en equipo, pero también como personas con gran capacidad estratégica, innovadores y con dotes para la comunicación. Tobeña nos habla de “liderazgo psicopático” y del doble filo de la psicopatía dentro del mundo empresarial. De una cara muy desagradable para los compañeros de trabajo, y otra de gran eficacia para los negocios.

Conclusiones

El encanto superficial, las habilidades para la manipulación y el engaño, la afición al riesgo y la ausencia de culpa o remordimientos, son atributos del jefe psicópata que le colocan en una evidente ventaja competitiva sobre el resto de las personas en ambientes empresariales y financieros.
Así que después de todo esto, si un día en una reunión con compañeros de trabajo escuchas a alguien hablar sobre que tiene un jefe psicópata ¡ojo!, porque puede que no ande tan desencaminado. Nadie dice que realmente lo sea, de hecho lo más probable es que no, pero haberlos haylos.

Start typing and press Enter to search