El miedo escénico y cómo superarlo

Existen determinadas situaciones en la vida en las que nos tenemos que enfrentar a momentos en los que sentimos que estamos siendo evaluados, o que efectivamente lo estamos siendo del modo más formal. Cuando nos encontramos en este tipo de situaciones, todos experimentamos cierto grado de ansiedad ante ellas. Lo normal es que una persona con sus propios recursos específicos sea capaz de controlar esa ansiedad y supere con éxito esa situación de evaluación. Pero en ocasiones esa ansiedad se convierte en paralizante, generando una angustia que nos puede llevar a perder el control y hacer de esa exposición personal ante los demás algo tremendamente desagradable e incapacitante. Estas reacciones que te bloquean se producen a nivel fisiológico, cognitivo y conductual, y son agrupadas en lo que técnicamente se denomina “fobia social específica” o lo que comúnmente denominamos “miedo escénico”.
Las características esenciales del miedo escénico son:

  • Miedo o ansiedad intensa a situaciones en las que se está expuesto al posible examen por otras personas.
  • Miedo a comportarse o mostrar síntomas de ansiedad que se evalúen de manera negativa (ej. Me sudan las manos, me tiembla la voz, etc..).
  • Evitar o resistirse a la exposición a esas situaciones de evaluación.
  • El miedo o la ansiedad que se experimentan son desproporcionados ante la amenaza real de la situación social a la que se expone.
  • Este miedo se limita a situaciones en las que se debe hablar o actuar en público.

Obviamente hay profesiones en las que esta evaluación social es continua. Los ejemplos más comunes son los músicos, actores y deportistas. Pero hay otras profesiones en las que la incidencia de este tipo de fobia también es muy alta por el tipo de actividad, y son los abogados. La exposición en sala es una situación que obviamente encaja en todo lo expuesto anteriormente, por lo que siempre será de ayuda conocer si nos tenemos que enfrentar a una ella qué es lo que nos está pasando si tenemos la sensación de estar perdiendo el control o bloqueándonos y cómo podemos sobreponernos a ello.

La ansiedad se podrá manifestar en 3 planos, reacciones corporales (sudoración excesiva, temblores, etc..), pensamientos negativos (siempre relacionados con la evaluación personal) y comportamientos evitativos para no exponerse a la situación amenazante (salir corriendo de la sala, buscar excusas para no acudir al juicio, etc..).

Para controlar estar reacciones o anticiparnos a ellas antes de una exposición, tenemos 3 recursos fundamentales:

  • Técnicas de relajación: que te ayudarán a controlar esos niveles de activación de tu cuerpo antes de enfrentarte a una exposición. Habrás oído hablar mil veces de la respiración diafragmática, pues eso es porque funciona, pon tus manos en el vientre y trata de respirar profunda y lentamente haciendo que tus manos se eleven. Haz este ejercicio antes de entrar en a la sala o cuando te levantes por la mañana el día del juicio y rebaja tu nivel de ansiedad. Confía también en la habituación de tu cuerpo a una situación nueva y amenazante. Pasados unos minutos, esos nervios desaparecerán si no les prestes atención, céntrate en la exposición, en lo que ya has trabajado, no en tus reacciones corporales.
  • Técnicas de reestructuración cognitiva: Éstas tienen que ver con tu diálogo interno. Si te dices que te va a salir mal una exposición, si piensas que vas a bloquearte, si crees que se te vas a poner de los nervios y van a pensar que no dominas el tema, o que no eres un profesional, efectivamente te pasará. ¡¡Cambia el discurso, piensa en positivo!!, y lo que es más importante, asume la posibilidad de que te equivoques, nos puede pasar a todos, quítate presión. El problema no es el error, es como reaccionas ante él, cómo lo afrontas, cómo te sobrepones y lo superas.
  • Técnicas conductuales: Practica, practica y practica. Antes de una exposición, practícala, domínala, hazla tuya. Sabes perfectamente de lo que hablo, si te sientes seguro en tu preparación, es mucho más probable que los problemas no se presenten. Confía en ti, identifica en que fallas y aprende de tus errores.

Start typing and press Enter to search