Informe pericial psicológico

Definición del informe pericial psicológico.

Cuando nos encontramos con la necesidad, o consideramos  la adecuación de aportar un informe pericial psicológico a un proceso judicial, hemos de tener en cuenta una serie de puntos. Este informe no es como el informe del médico que detalla un tratamiento que hemos seguido y sus resultados del mismo, o el informe del psicólogo que está realizando una intervención terapéutica con un sujeto. Estos informes, son informes clínicos, y su finalidad es detallar de forma confidencial y científica, los resultados de un proceso de evaluación o intervención, ya sea psicológica o médica, de un sujeto determinado. El informe pericial psicológico se aporta al juez, para facilitar la toma de decisiones poniendo en relación aspectos del funcionamiento psicológico con las cuestiones jurídicas relacionadas con el proceso judicial.

Contenido y estructura del informe pericial psicológico.

El informe pericial psicológico como tal, y su contenido, están vagamente regulados en la Ley de enjuiciamiento criminal que, en su artículo 478, dice lo siguiente:

El informe pericial psicológico comprenderá, si fuere posible:

  • 1.º Descripción de la persona o cosa que sea objeto del mismo, en el estado o del modo en que se halle. El Secretario extenderá esta descripción, dictándola los peritos y suscribiéndola todos los concurrentes.
  • 2.º Relación detallada de todas las operaciones practicadas por los peritos y de su resultado, extendida y autorizada en la misma forma que la anterior.
  • 3.º Las conclusiones que en vista de tales datos formulen los peritos, conforme a los principios y reglas de su ciencia o arte.

Pautas para crear un informe pericial psicológico.

Como veis, el artículo no aclara mucho sobre qué es lo que debe incluir un informe pericial psicológico. Por suerte, a lo largo de los años de ejercicio forense, los psicólogos han ido consolidando por acuerdo una serie de pautas sobre estructura y contenido, que a día de hoy se consideran necesarias para la elaboración de un adecuado y riguroso informe pericial psicológico. Éste informe deberá estar estructurado de la siguiente manera:

  • IDENTIFICACIÓN: Datos de filiación del perito, peritado y proceso judicial
  • OBJETO DEL INFORME PERICIAL
  • METODOLOGÍA EMPLEADA: Entrevistas y pruebas complementarias
  • ANÁLISIS DESCRIPTIVO: Detalle de la situación psicológica del peritado y exploración psicopatológica
  • RESULTADOS DE LA EXPLORACIÓN Y PRUEBAS
  • DISCUSIÓN FORENSE: Relación entre resultados y literatura científica
  • CONCLUSIONES

Conclusiones

Un buen informe pericial psicológico constará de estos apartados u otros similares, pero siempre habrá como punto definitorio y más importante del informe. Una discusión forense en la que se pueda detallar la relación existente entre los resultados de la exploración realizada al peritado y las aportaciones realizadas por la psicología en lo concerniente al objeto de la pericial. Este es el punto clave del informe dónde se cimenta realmente la fortaleza del mismo,  donde el perito podrá extenderse y desarrollar punto por punto todas las justificaciones científicas que sustentan sus conclusiones. Éste es el apartado que definirá si se está ante un buen informe pericial psicológico y si el firmante del mismo conoce la ciencia forense.

Evidentemente, un buen informe pericial psicológico no será suficiente si no es rematado con una buena ratificación en juicio, pero ese es otro tema del que hablaremos más adelante.

Start typing and press Enter to search